El neerlandés forzó una bandera roja y tuvo que cambiar el alerón delantero. Dos décimas para el finlandés sobre Hamilton y 10º de Sainz.