El murciano de 16 años, líder de la Red Bull Rookies Cup, forma parte de la estructura que se creó tras la triste pérdida del joven de 14 años en Montmeló.