La Fórmula 1 lanzó un plan para reducir las emisiones de carbono y compensar el impacto que tiene la competición durante los fines de semana. Además, la categoría ya trabaja en el futuro uso de combustibles ecológicos. Ésta es una vía en la que coincide Renault y Luca de Meo destaca que es "muy importante" para Alpine de cara al futuro.