Felix Jakens, director de campaña de Amnistía Internacional en el Reino Unido, considera que ningún deporte debe contribuir a un lavado de cara de países como Arabia Saudí. Además, recuerda la situación que las mujeres viven allí.