La tensión en el garaje de la fábrica de Borgo Panigale se cortó con un cuchillo en el doblete de MotorLand Aragón.