Esta vez Papá Noel se ha hecho un regalo del que participarán todos sus ciudadanos. Como se sabe, Santa Claus reside en Rovaniemi y las visitas a su casa son uno de los grandes atractivos de la zona, junto con las espectaculares auroras boreales.