Vettel espera un fin de semana difícil: "Estos circuitos nos hacen daño". Leclerc receta paciencia: "No queda otra, mi trabajo es acelerar el proceso".