El Gobierno aumentará el impuesto al Diesel en el marco de los Presupuestos Generales del Estado para 2021. De los 30,70 céntimos por litro actuales se pasará a 34,50, cerrando así la brecha con la gasolina, que ahora mismo se sitúa en 40,07 céntimos. El Ejecutivo espera un impacto económico de 500 millones de euros.