El madrileño aún aspira al top-6 en el Mundial y a acabar delante de Norris. Su equipo puede ser tercero en el campeonato de constructores.