Un calendario un tanto alejado de lo habitual, en el que faltaría el Rally de Gran Bretaña y la manga francesa ,así como el tradicional viaje a Oceanía, ya fuera a Australia o a Nueva Zelanda –que aspira a recobrar protagonismo–.