García y Taylor, a los mandos de su Corvette oficial y acompañados esta vez por Nicky Catsburg dada que la prueba duraba nueve horas, entraron en la meta a sólo 1,799 segundos del Porsche de Tandy, Makowiecki y Campbell, tras una férrea defensa de Makowiecki sobre Antonio en los compases finales.