Para el británico no es una prioridad hablar de la renovación ahora y aún no tiene claro la duración de su próximo contrato: "Hay preguntas por responder".