Honda no solo está presente en F1 actualmente, sino que también tiene una destacada presencia en la IndyCar estadounidense o en el SuperGT japonés, por ejemplo. Lo lógico sería pensar que con el dinero que se ahorrarán en 2022 sin Fórmula 1, podrían embarcarse en otras categorías como la Fórmula E, algo que no contemplan desde Japón.