Bruno Famin, el director de operaciones de la Fórmula 1, lo admitió cuando le preguntaron sobre todo el tema que rodeó al ‘positivo’ de Lance Stroll. "Mantener el mismo dispositivo es la mejor garantía de que podremos correr en cualquier lugar", dijo.