El comunicado distribuido por la FIA pone especial énfasis en que "tan sólo" podrán vestir el mono, lo que deja fuera de juego a las camisetas con mensajes de cualquier tipo. Se lo lo podrán desabrochar al bajarse del coche para airearse, pero deberán lucirlo 'cerrado' tanto en las entrevistas como el podio.