Antes de concluir oficialmente la temporada 2020, Mattia Binotto adelantó que Ferrari tenía previsto realizar un test con Carlos en el mes de enero en Fiorano. Eso sí, este deberá ser obligatoriamente con el monoplaza de 2019, el SF90, dado que la normativa actual impide realizar más de 100 kilómetros con un coche que no tenga dos años de antigüedad. El objetivo de esta norma fue no dar ventaja a los grandes equipos y también para ahorrar costes.