El MCL35 fue coche de podio en Monza, pero sufrió en Mugello. "Por eso admiramos a Mercedes, funcionan en todos los circutos", dice Seidl.