El británico llegó a Barcelona para pasar reconocimiento de su antebrazo y hacerse una prueba PCR. Al salir, resbaló y se fracturó los ligamentos de su tobillo izquierdo.