El de Roses lideró el dominio de Yamaha firmando una pole de récord por delante de Morbidelli y Quartararo. Rossi fue cuarto.