Manda Bottas en Portimao antes de la clasificación. Los pilotos celebran los desniveles aunque echan en falta agarre. Sainz, séptimo con el McLaren.