La Fórmula 1 publicó recientemente el calendario modificado para la próxima temporada. El Gran Premio de Australia, que en un principio iba a ser el primero del año, ha sido aplazado hasta noviembre; el Gran Premio de China, también ha sido aplazado y la fecha está todavía por determinar.  Si bien es cierto que ya se ha cubierto el vacío que dejó el Gran Premio de Vietnam con Imola, ahora queda la duda de saber qué circuito ocupará el espacio que deja China. Pero, además, el calendario podría seguir variando si las restricciones por la pandemia se siguen endureciendo.