Han sido casi siete meses fuera del Mundial para el piloto cántabro desde que compitió en México, pero ha vuelto en plena forma. Sin titubeos, Sordo ha trabajado durante todo el fin de semana para lograr su tercera victoria en el Mundial –una en Alemania y dos en Cerdeña–, con Thierry Neuville segundo y Sébastien Ogier tercero; los tres, separados por sólo 6,1 segundos.