Horner piensa que más de la mitad de las posibilidades del monoplaza el año que viene pasan por corregir los problemas del RB16.