Con el anuncio de la marcha de Honda de la F1 tras 2022, los equipos de Red Bull y AlphaTauri se han quedado sin suministrador de unidades de potencia. La normativa de F1 indica que si no encuentran uno, el motorista que a menos equipos suministre motores en F1 tendrá la obligación de hacerlo, que llegado el caso será Renault salvo sorpresa.