El frabricante francés se vería en la obligación, por normativa, de suministrar al equipo energético si no encuentran otra marca.