El GP de Australia de 2021 se ha aplazado del mes de marzo al mes de noviembre en aras a ver el progreso mundial de la pandemia de la covid-19 y, sobre todo, a la espera de la vacunación generalizada.

A pesar de ello, el primer Grand Slam de la temporada del tenis mundial –el Open de Australia– se organizará en Melbourne en el mes de febrero. De hecho, varios jugadores del circuito ATP y WTA están en cuarentena por un positivo en un vuelo hacia Australia, en una de las muy estrictas medidas de la ciudad de Melbourne.