Por primera vez desde 2007, cuando hubo que esperar diez carreras hasta ver el primer triunfo, ningún español ha subido a lo más alto del cajón en MotoGP.