El Gran Premio de Eifel reabrió el debate de eliminar las sesiones de los viernes, ya que la lluvia impidió que se pudiera pilotar ese día en Nürburgring. Sebastian Vettel afirma que prefiere que se cancele el jueves, día que se dedica a los medios de comunicación, y no el viernes.

"Si nadie pilota el viernes, la gente no tiene por qué venir el viernes y hay menos programación durante el fin de semana. No estoy seguro de cómo es el plan para el futuro, pero prefiero cancelar el jueves en vez del viernes", ha confesado Sebastian Vettel al portal web alemán Motorsport Total.