AS vivió desde dentro el primer tramo del Rally de Italia, el ‘shakedown’, copilotando a Andreas Mikkelsen en el Citroën C3 WRC de Pirelli.