La gama Abarth 595 luce desde su última actualización un nuevo frontal rediseñado que tiene como objetivo la mejora de la refrigeración del motor, algo que la marca italiana cifra en un 18%. Los diferentes niveles de equipamiento se diferenciarán más entre sí gracias, entre otras cosas, a los distintos acabados de los paragolpes. Son de color negro mate en el 595, del color de la carrocería en el 595 Turismo y en el acabado Tar Cold Grey en el 595 Competizione. Eso sí, todos ellos tienen faros polielípticos y luces de led diurnas de cruce como equipamiento de serie.