El asturiano ha pisado las instalaciones del equipo Renault por primera vez desde que se anunciara su fichaje por la escudería francesa.