Los planes electrificados de Aston Martin han quedado claros después de unas recientes declaraciones de Tobias Moers, su CEO, en las que ha afirmado que la casa británica espera que el 20% de sus ventas en todo el mundo en 2024 sean de este tipo de vehículos. Entre ellos, de hecho, estará el nuevo Aston Martin DBX híbrido enchufable, cuya puesta de largo está prevista justo el año anterior.