El italiano logró el mejor tiempo de la jornada en la sesión verspertina por sólo 59 milésimas. El español del Estrella Galicia se quedó a una décima.