El pequeño constructor británico, hasta ahora especializado en transformaciones deportivas del Defender clásico –empleado en raids–, les ofrecerá este modelo. CSP 575 es el nombre en código del ‘prototipo’ y toma nombre del chasis CSP de Bowler y de la potencia que ofrecerá el motor V8 Supercharged que lo equipará, que da 575 caballos.