El británico combinará su puesto de asesor de Williams con el proyecto JBXE que ha creado para correr la Extreme E.