El nuevo Sandero se ofrece con tres motores, aunque ninguno de ellos es Diesel. La marca ha reducido su oferta a dos motores gasolina de 65 y 90 caballos de potencia, y una opción GLP de 100 caballos que proporciona una mayor autonomía con menos emisiones. Ni rastro de la hibridación por un motivo de costes ni de versiones completamente eléctricas, aunque ése es un frente que 'atacará' el Dacia Spring, que en estos momentos está en fase de desarrollo.