Han sido 20 días lejos, con una semana de aislamiento en el hotel, con diez vuelos internos en 13 días y con momentos de altibajos,