El jefe de equipo de Racing Point, Otmar Szafnauer, ha reconocido que sus sensaciones con este evento de dos días no fueron las mejores, y además, sostiene que los equipos más grandes pueden beneficiarse de ello ya que trabajarían en la fábrica antes del GP. El rumano explica que estos tienen más materiales en su fábrica, los cuales les permitirán obtener más datos previos que a otros equipos.