Visto el rendimiento mostrado por la Scuderia Ferrari a finales del año pasado, pocos podían augurar que pelearía esta temporada por el sexto puesto del Campeonato de Constructores contra el equipo AlphaTauri.

Pero, después de un acuerdo privado con la FIA que aumentó la polémica en torno a su unidad de potencia, ésta es la realidad. No en vano, Leclerc cree que este turbulento año le ha servido para dar un paso adelante.