El sistema de agua del R29 se rompió y el asturiano sufrió una bajada de tensión que le provocó un desmayo mientras atendía a los periodistas.