Esta decisión llega después de que hace solo unos días Gerhard Berger –CEO de la categoría– explicara los motivos que les llevaban a añadir al calendario una cita en Rusia además de las que ya se disputaban en países europeos cercanos a Alemania como los es Austria. 

Sin embargo, con la cancelación de la carrera en Igora Drive y la aprobación de la cita inaugural en Monza, tras Italia el DTM visitará Norisring después de que en 2020 no fuese posible debido al coronavirus. Esta prueba se celebrará a principios de julio y le seguirá el día 25 la carrera en Lausitzring.