El Porsche-GPX, de cuya gestión técnica y en pista se encargan los hombres de Monlau Competición, se puso en cabeza en la segunda hora y ya no perdió la primera posición. Sólo puntualemente en las horas iniciales y a causa de los reposatajes cedió momentáneamete la primera plaza. Pero al cumplirse el primer cuarto ya disponían de una vuelta de ventaja, que llegaron a incrementar a tres a mitad de carrera.