El último balance es de ocho afectados por la COVID-19, dos menos que en el anterior pero también con inferior número de pruebas PCR.