Vettel estaba en plena batalla por la decimoséptima posición con George Russell cuando, en la sexta vuelta de la carrera, el piloto de Ferrari se vio obligado a utilizar la escapatoria de la Variante del Rettifilo y no pudo esquivar los carteles.

Desde el primer momento parecía algo extraño, pero el propio Sebastian Vettel se encargó de explicar lo sucedido vía radio. "Los frenos han fallado", dijo el alemán cuando iba camino del Pit-Lane con el freno trasero izquierdo visiblemente dañado.