Cabe recordar que la formación de Maranello llegó al Gran Premio de Rusia con algunas actualizaciones en el monoplaza, si bien no estaban centradas en el rendimiento puro, sino en mejorar la estabilidad del coche.

Estas mejoras "ayudaron" a Leclerc a sacar más provecho del coche, y buena prueba de ello fue su gran actuación en Sochi para finalizar sexto. No obstante, el monegasco ha confirmado que en Nürburgring llegará una actualización "más grande".