Guenther Steiner, jefe de Haas:

"El desafío principal fue esperar al viernes sin saber lo que hacer. No diría que fue muy exigente, pero fue muy aburrido, un tiempo no muy bien empleado. Creo que nos adaptamos bien y es más, como en los viejos tiempos de las carreras, tienes que ser mucho más rápido en pensar qué hacer y en tomar las decisiones clave, esperas no equivocarte".

"No tienes mucho tiempo para estudiar los datos, así que necesitas ser un poco más directo. Creo que nuestros chicos hicieron un gran trabajo".