Bottas consiguió ayer su 15ª Pole como piloto de Fórmula 1. Fue una décima de segundo más rápido que su coequipero, que va camino de igualar el récord de títulos mundiales del gran Michael Schumacher. Lewis cree que la velocidad del piloto finlandés es la prueba evidente de su calibre.

"No creo que haga falta que diga mucho, porque acaba de conseguir la Pole Position y está delante de mí. Yo tengo más Poles que nadie, así que no es que yo sea lento. Está haciendo un trabajo fantástico y este resultado habla por si solo", comentó ayer en Imola.