El británico no esconde que es una mala noticia, ya que la prioridad es que cada uno de los integrantes de los de Brackley esté a salvo del virus. Además, ha destacado el esfuerzo que todos realizan por razones de seguridad.

"Naturalmente, es triste escuchar eso por los chicos que trabajan tan duro. Hemos tenido esta semana en medio y esos chicos trabajan muy duro para estar seguros y para estar aquí los fines de semana, así que definitivamente es una preocupación" ha afirmado.