El piloto neerlandés llegaba a este penúltimo evento como líder destacado del campeonato, con Mari Boya como único rival ‘real’. Si el piloto español quería llegar a Barcelona con opciones, tenía que dar un golpe en la mesa.

Kas, sin embargo, no ha dado opción a Mari en las delicadísimas condiciones del Circuito del Jarama, pues ha salido en Pole en las tres carreras y ha logrado las tres victorias, todas ellas con vuelta rápida incluida. Es decir, pleno absoluto.