Hamilton recibió una doble sanción en el GP de Rusia que significaba un total de diez segundos en carrera y también dos puntos en la superlicencia. El hexacampeón llegó a acumular en ese momento un total de 10 puntos, aunque después cambiaron esos dos puntos por una multa a Mercedes.